descripción imagen

    Las cafeteras de cápsulas han revolucionado el mercado de consumo del café. Además de la variedad de sabores y preparados, las cafeteras de cápsulas ofrecen otras ventajas, como por ejemplo su rápida preparación (en 30 segundos tenes un espresso caliente y con todo el sabor). No requieren limpiar la cafetera con cada uso, ya que las cápsulas son desechables. Se limpian automáticamente y sólo hay que descalcificarlas con una pastilla cada 3 o 6 meses.

descripción imagen

    Las cafeteras express vienen a ser una versión doméstica y reducida de las cafeteras que vemos en los bares. Permiten usar directamente café en grano, ya que incorporan molinillos, lo que hace que el café recién molido tenga una mayor intensidad tanto de sabor como de aroma únicos.

descripción imagen

    La cafetera de filtro (de goteo) consiste en un depósito de agua que se calienta y se hace pasar a través del café molido que está depositado sobre un filtro de papel o de malla de aluminio o acero. El agua pasa lentamente a través del café medianamente molido, y cae gota a gota por gravedad hasta una jarra. Usualmente la jarra es de cristal y va sobre una base o placa eléctrica que lo mantiene caliente. Ideal para preparar varias tazas de café light o a la americana.

descripción imagen

    · Hay cafeteras que ya vienen con un espumador de leche incorporado, pero si la tuya no dispone de un, podés comprarlo por separado. Hay varios tipos: eléctricos y eléctricos manuales.

    · El molinillo de café es una herramienta que funciona precisamente para moler granos de café. De esta manera, es posible conseguir un sabor, aroma y frescura inigualable al preparar esta infusión. Hay dos tipos de molinillos: el eléctrico de cuchillas giratorias que corta los granos . Y eléctrico de muelas que usa unos discos para cortar de manera equitativa.

close