Mi cuenta
Carrito

Sherman

Termotanque Eléctrico Sherman TECC055 55Lt

$ 16.99917
$ 13.999

Este producto tiene prioridad de entrega para envío a domicilio.

Envío a domicilio

Calcular costo de envio

Ingresá código postal (sólo números)

Sherman

Termotanque Eléctrico Sherman TECC055 55Lt

Artículo: 92548

Especificaciones técnicas

  • Datos tecnicos

    Otros
    Termotanque de colgar, Conexión inferior de entrada y salida de agua
    Termostato
    No
    Quemador
    No
    Recuperación de Agua Caliente
    86 Lts/h
    Medidas
    Alto 55 y Diámetro 45,1 Cm
    Pintura Exterior
    Blanco
    Válvula de Seguridad
    Encendido
    Eléctrico
    Capacidad
    55 Lts
  • Modelo y origen

    Modelo
    TECC55 (TECC055ESHK2)
    Origen
    ARGENTINA

Descripción

Capacidad y confort

Sherman TECC55 es un termotanque eléctrico con capacidad para 55 litros. A diferencia de un calefón, permite tener agua caliente sin depender de la presión general, aún con el uso simultáneo de varias canillas. Para funcionar, sólo hay que enchufarlo a la red eléctrica convencional. Automáticamente, el artefacto calentará el agua hasta los 66 grados aproximadamente. Cuenta con un tanque con aislamiento de poliuretano ecológico que asegura un consumo eficiente de energía. Dos indicadores lumínicos avisan cuándo puede empezar a usarse.

Seguridad y consumo

Una de las principales características de este tipo de calentadores es que pueden instalarse en cualquier espacio y no necesitan ventilación como los equipos que utilizan llamas de combustión para generar calor. Este artefacto no produce gases tóxicos y tampoco consume oxígeno del ambiente en el que se lo ubique. A la hora de elegir un calefón hay que tener en cuenta que se calculan aproximadamente 50 litros para 3 personas; 75 litros, de 3 a 5 personas; y 120, de 5 a 7 personas.

Sistema de calentamiento

A diferencia de los equipos a gas que calientan el agua a través de un quemador y generan gases tóxicos, el TECC55 produce calor a través de una resistencia eléctrica hasta que se alcanza la temperatura deseada. Luego, el aislamiento del tanque se encarga de que no se enfríe demasiado rápido. Cuando la temperatura baja, por el paso del tiempo o porque se usó el agua caliente y entra agua fría, la resistencia vuelve a entrar en funcionamiento.